Ángel Víctor Torres: «las aguas canarias no se tocan»

El Gobierno de Canarias ha trasladado al Estado "la contundencia del Gobierno de Canarias en la defensa de las aguas canarias"

Imagen de la costa africana y el Archipiélago Canario

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, contactaba este miércoles 18 de diciembre con la ministra de Exteriores en funciones, Margarita Robles, a quien trasladó «la contundencia del Gobierno de Canarias en la defensa de las aguas canarias», tras la aprobación de dos leyes en la comisión de Exteriores del Parlamento de Marruecos que delimitan sus fronteras marítimas con España (Canarias) y Mauritania.

Dicha conversación fue programada después de que Torres trasladase el pasado martes su preocupación al presidente del Gobierno de España en funciones, Pedro Sánchez, así como a los responsables del Ministerio de Exteriores, los cuales aún no disponen de un documento oficial -mapa cartográfico- con las nuevas delimitaciones establecidas por el Parlamento marroquí el lunes 16 de diciembre. Al respecto, el Presidente canario aseguró que «a día de hoy no se ha remitido una propuesta oficial por parte del gobierno de Marruecos al Gobierno de España».

Por su parte, Robles trasladó al presidente Torres que ya se han puesto en contacto con la Embajada de Marruecos en España y con el Gobierno alauí, al que se ha comunicado que «ninguna decisión unilateral que afecte a nuestras fronteras va a ser aceptada por España», apuntó Torres.

El presidente de Canarias ha insistido en la citada conversación en «la contundencia del Gobierno de Canarias de que las aguas de las islas no se tocan», advirtiendo de que ningún estado puede tomar decisiones sobre los límites fronterizos sin contar con el acuerdo del país vecino y que «si en los planteamientos de Marruecos se rozara tan siquiera un milímetro de las aguas canarias, va a haber una oposición decidida y firme tanto por parte del Gobierno de las Islas como por el Gobierno de España».

En la misma línea de defensa de las fronteras marinas se han manifestado Román Rodríguez, vicepresidente del Gobierno de Canarias, consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, quien apuntó que «el Gobierno de España debe garantizar la integridad de las aguas, sin perjuicio de todas aquellas medidas que se puedan adoptar en función de los acuerdos internacionales, en concreto del artículo 15 de la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar». Además el vicepresidente declaró que «este es un ejemplo de la política de hechos consumados de Marruecos, que afecta a las aguas canarias y a los territorios ocupados del Sáhara Occidental».

El presidente Torres quiso recalcar que «para rodar las líneas fronterizas se tendría que dar un acuerdo entre ambas partes. En caso contrario estas propuestas quedan sin efecto».

Deja un comentario